martes, 14 de diciembre de 2010

Para todos los escritores amigos

CARLOS MARGIOTTA



PALABRAS PERDIDAS

Hay palabras volcánicas
crecidas en el silencio del deseo
que escapan sin razón
como una pasión fugaz.

Hay palabras románticas
escritas en el aire por un enamorado
para soñar el amor
en la hamaca de una plaza.

Hay palabras equilibradas
que se eligen con precisión
para disimular el dolor
en una despedida.

Hay palabras asesinas
que se dicen contra la creación
matando el vuelo rebelde
de cada despertar.

Hay palabras buenas
que unen la magia con la verdad,
acariciando las sílabas secretas
de la infancia
para comprenderlas después.

Hay palabras perdidas
que debieron decirse alguna vez
y no pudieron.
Son palabras desaparecidas, arrepentidas
en una vieja valija
esperando ilusas
que aquel momento
ocurra.

-Buenos Aires-

RAMÓN FANELLI


Arden los besos
al calor de sus cuerpos,
voces blancas
inconstantes
desintegrándose.
Vientres bordados
por la pasión de las formas,
un estilo inacabado
de oscuridad blanda,
¡amándose!
sin poder dormir
sin poder soñar
con ese insomnio
de eternidad.

-Buenos Aires-

RUBÉN VEDOVALDI


LA NUBE PASA

soy la nube nacida del vapor
pasaba sin querer

soy la nube de ir y venir
flotando desatada
sin sentir sin saber

soy de estar o de andar
sin camino y sin pies

clara
oscura
cargada de presagio
paso pero no peso ni raspo

¿remo mi rima roma
al murmurar de mi dormir?

¿moro en irme ?

Eva porada
lluevo nimbo fugaz
para tu cielo

-Santa Fe, Argentina-

JULIA DEL PRADO



Hojas de fresno visitan mi hogar
me acaricio el cabello para arrullarme
el espejo las mira
con bolitas de Navidad


-Lima, Perú-

DAVID ANTONIO SORBILLE


SEÑALES DE VIDA

..................A Francisco Urondo *

Paco Urondo nos decía
Que no podía vociferar
Como Oliverio Girondo
Pero entendió que la Revolución
Era más que una certeza
Acaso un desafío personal
Para descifrar el misterio
De sí mismo y de la gente
Ese otro lado de la reja
Que divide la única realidad
El miedo y el coraje
La lealtad y la traición
El amor y el odio
Los efímeros deseos
Las formas sutiles o despiadadas
De la humillación o el sometimiento
El delicado equilibrio
Entre la verdad revelada
Y las contradicciones humanas
Registradas en sus versos
Para siempre en la memoria
De su ejemplo militante

* En: AA. VV. Última Antología Poética.

-Buenos Aires-

GRACIELA LICCIARDI


Vivir de lluvia en los ojos del tiempo
Morir de tanto ser mujer
Y de reptar por la vida
Aplastando el deseo

Vivir de muerte natural
indefensamente humana
Y lograr vivir
Sobre
Vivir
Sobre
Vivir a bocanadas
Por el humo del vacío
Que a veces nos alumbra
Mustiamente
Con su sombra

 

de su libro: "Bajofondo"
-Buenos Aires-

SUSANA LIZZI


ESTA ES MI HORA
 
"Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del
cielo tiene su hora" (Eclesiastés 3:1)



Esta es mi hora.
Mañana ya no podré contarle a mi nieta de sus
Traviesas risas de cuando era niña,
No le diré más con voz fingida nuevas palabras
No podré traducir el mundo a mis antojos
Es hoy cuando me miro en el espejo
Y siento entre mis dedos el cabello que aún brilla
Y en la mañana, cuando respiro cerca del naranjo,
Mi corazón se llena del olor de las flores,
Es hoy
Cuando los pájaros danzan en las ramas
Y escucho su gorjear como latidos
Me brillan en el alma las gotas de la lluvia cuando caen
Sobre el pasto feliz del patio de mi casa.
Es hoy cuando me ama mi marido
Y decimos la vida a cada rato
Mientras todos los problemas nos reclaman
Y nos buscan incesantes nuestros hijos.
Padre no está ya. Hermano ha muerto.
Se están yendo de a poco los amigos,
Sin querer hemos llegado a la etapa de las pérdidas
Y los sueños se escabullen entre apuros y cansancios.
Sin embargo
Todavía
Es mi hora
Puedo preparar mi comida y acariciar mi perro
Puedo alcanzar la tarde con mi sonrisa enhiesta
Puedo
Mañana será la hora del llanto y el rechinar de dientes,
Mañana estaré en un lecho oloroso a remedios
Seguramente vendrá un médico a mirarme con desidia
Y yo no entenderé ni lo que dice.
Por eso
Es hoy cuando me subo al auto
Y atravieso las calles de mi pueblo
Voy a ver a mi nieta, a mi hermana, a mi madre,
Recogeré las cartas
Pagaré cuentas
Conversaré con mi amiga
De cruce me compraré un regalo
Me diré que todavía no tengo tanta arruga
Ni tantas canas
Ni estoy tan gorda ni tan flaca
Todavía mis manos tienen fuerza
Y a pesar de algunos dolores cada día
Puedo calzar mi nombre como un zapato firme
Y dar todos los pasos que reclama la vida.
Es mi hora
En el regazo de mi hombre
Le diré aquí estoy a todo lo que oiga.


-Gualeguaychú, Entre Ríos-

MARÍA TERESA ANDRUETO





LAPATAIA

Caen sobre el camino los troncos
centenarios. Un zorro acecha.
Más allá los manchones
de las castoreras.
Somos nosotros los que vamos
bajo la lluvia, pero parece
que nadie fuera,
que nos hubiéramos hecho de aire
.....entre las lengas.

-Córdoba, Argentina-

ROLANDO REVAGLIATTI



Sólo sé
que lo que sé
no siendo mucho
rebalsa.


*


P
uede que el saber no ocupe lugar
No así la fe:
la fe ocupa lugar.


*


La mentira
bajita
tiene patas cortas.


de su libro: "del franelero popular"

-Buenos Aires-


CONCEPCIÓN BERTONE


IX

“Mi madre, niña del mil años,
madre del mundo, huérfana de mí”,
escribió Paz. Y por un momento
el monumento de su vida
se derrumba: escombros
de divina retórica, de lírica
que humaniza la ruina y alza al hombre
que se confiesa hijo
de una mujer “con faltas de lenguaje”.
Base del Partenón de su palabra, la madre.
sabia de silencio, manantial nahua, agua
del origen que lo destinó
a tallarla en cada labrada frase.

de su libro: "Aria da Capo"

-Rosario, Santa Fe-

JORGE LUIS ESTRELLA

 
LA RISA

Olía a tristeza la tarde
pero él se puso a reir
y se rieron las ramas
de unos pájaros que volaban por ahí
y se rieron los cactus
del desierto que acababa de guardar en el placard
y las ratas que los escolares habían programado
cuidadosamente
y se rió el suicida mientras la cuerda lo ahorcaba
y se rió ella antes de irse para siempre
y se rieron las bocas de las tormentas
y el ajuste de los griegos.
Y mientras todos reían él pensaba:
“La risa es salud.”

-Buenos Aires-

ALDO OLIVA


 VERANO

Para la ascensión de mis ojos,
déjame apenas
la violencia solar.

Mi fe se llama
azulamiento atroz que canta:
cielos que ciñen
la sumisa tierra de oro.

La sombra velocísima del fruto
que sostengo quebrándome
me alimenta de pájaros.

Para el prestigio de mi destrucción
déjame apenas
los alcoholes frenéticos del aire.

Por mi sangre descienden
a su único sueño,
reunido, fervoroso, que se tumba
y muere.

Suben entonces mis niños ágiles,
destruyendo, a tu vientre.

Mucho más lejos, una vibración entre dos saltos,
-esta lejanía es todo mi pecado-
la ulterior población dulcemente desnuda
danza en la luz.


"POESÍA COMPLETA"
año 2003

JORGE ISAÍAS

 
I

En la noche
que el silencio
horada
besé largamente
tu vientre
donde se duermen
húmedas
las algas.



II

Acodado
en esta
enredadera
tibia
de marzo
busco a tientas
un solapado furor
del verano
moribundo.


-Rosario, Santa Fe-

IRENE MARKS



POEMA PARA LAURA


Escribo este poema para mi hija quien dice que no le escribo

Y sin embargo estoy todo el día escribiendo para ella en mi corazón

Las palabras no dicen

Cómo decir pétalo suave en la mejilla, ojos de resplandor que llevan siglos enterrados

Y una extraña sabiduría en la mirada que tiene el aura de la serenidad

Cómo decir las manos que hacen deshacen sin temblor aparente sin estridencias

Cómo hablar de los pasos de la luz y el dolor sin medida de los que tienen alma



Como los azahares en canto de dulzura tendés tu cabellera al sol del mediodía

Tu canción resuena como una campana graciosa junto al gris y el blanco de los gatos

que se acercan a besarte los dedos

No puedo decir no puedo decir son demasiadas cataratas de flores que me cubren

y me alegro porque no hay otra palabra para decir tu nombre

.........................LAURA 


-Buenos Aires-

ELISA DEJISTANI


LA PALABRA


Palabra

escrita

en la arena de los mitos

canto aciago

de las sirenas

Con manos de orfebre

tejedora de intriga

con perfil ambiguo

dimensión de ausencia



Palabra

con soles

colgados en la voz

arrancada del fuego



Palabra

que muerde entrelíneas

señales de humo

-Buenos Aires-

JUAN MANUEL PÉREZ ÁLVAREZ

 
EL JARDÍN DE LAS DELICIAS

La fuente de los Cuatro Ríos,
la Creación de los Cuatro Animales
está en el Jardín de las Delicias,
el paraíso de árboles humanos
que no nacen ni mueren, que perpetuos,
son letras grabadas en la piedra
de la Memoria.
Es la morada de luz
que todos esperamos,
la imagen de las aguas derramadas
sobre la fértil Tierra para siempre.
La promesa del movimiento futuro
es la Eternidad.

-Ourense, España-

MARTA ORTIZ


 PASOS
 
......................a mi madre

Sobre el piso colorado,
grumos de silencio.
De arena,
sus pasos perdidos delatan mi extravío
no sé cómo seguirlos.

Una mano piadosa me lleva a la ventana.

Pasos de algodón retumban en el césped.
vislumbro grietas
que en el verde abre el jazmín.
Capturo la mirada de mi madre
prisionera de un gesto de hace tiempo
aún inconcluso:
sorber con toda la cara
la espesura de la flor.

-Rosario, Santa Fe-

viernes, 10 de diciembre de 2010

MARIA CHAPP

Es marzo llueve y llueve
pero el verde siempre
mece los ojos
y las aves se empecinan

la tierra desvelada

oigo galopar a lo lejos
¿a qué guerra irán esos caballos?
¿qué místico portal
habrán de atravesar sus crines?

los espejos sólo muestran el pasado

aquí ahora los ancianos abedules
el pino sanador
una palta se ofrece a mi boca
simples milagros
el rincón de las estatuas
tanto invisible amor.


 -Buenos Aires-

GUSTAVO TISOCCO



DESNUDO ECHADO
(De una pintura de Amedeo Modigliani)

Puede que ahí
exista el paraíso.

Resplandeciente el cabello negro
imprime soberanía a la textura pálida.

Serenidad,
osadía,
perseverancia.

La mujer dormita,
yo la observo.

De su libro: "Pintapoemas"
-Buenos Aires-

ELENA S. EYHEREMENDY



EL FRUTO PROHIBIDO

....................A Antonio Requeni

El hombre modelado Fue feliz
en el Paraíso
hasta el día en que Supo que los nombres
del bien y del mal Pendían
de un curioso Manzano trastocador de esencias


¿De qué remoto quásar Provendría
su Fruto pervertidor?
Esa misma noche Adán
dio en Lavar sus pies en un Río distinto
y los perfumes Destemplaron sus Rosas


Así nomás Entró el tiempo en los Jardines
junto con los angstromios de la longitud
Vendrían luego las mediciones del agrimensor
y el estrépito hoy Cubre el Violín de don Sixto
y la Voz de los Chelos de Mahler

de su libro: "Diálogo del Funámbulo"

-Buenos Aires-

MARCELO VALENTI


Escribo sin pausa
renglón tras renglón,
el nombre de la forma
fetichizada del mal.
Y como un
mantra lo repito
en susurros,
como si,
en la reiteración, en
permanecer
expuesto a sus emblemas, anulara
sus efectos, desanudara
el miedo. trucos, para que
esa palabra nunca me lastime.

de su libro: "Eespejo Jardin"

-Rosario, Santa Fe-

SIMÓN HERNÁNDEZ AGUADO


VILLANCICO

En el puente de Triana
un 25 de diciembre,
los ochos hijos de una gitana,
bailan bulerías y sevillanas.

En sus cuerdas la virgen,
tiende el rocío de Sierra Nevada,
el perfumen del jazmín viene
en borriquilla desde Granada.

De Almería , entre gaviotas,
un carbonero por la mar anda,
con la brisa marinera una cuna
de sueños al recién nacido le canta.

Por Córdoba , sobre una jaca,
monta la luna los lunares de su falda,
para mecer al hijo de Dios,
padre carpintero y madre gitana.

Los Cenacheros de Málaga,
venden boquerones en la plaza
en un almirez trituran,
las penas y las lenguas malas.

Un cuchillo ingles quiere,
sangre onubense sobre la cama,
una navaja teje el Tinto hasta Triana,
el carmín de Huelva, al niño baña.

San José, olivos del monte talla,
las aceitunas por Santa Catalina saltan,
por los señoriales caminitos de Jaén
las varas de mimbre al pobre atracan.

Viene montado en bruma,
cante jondo desde la blanca sabana,
para que el llanto del niño fuera alegría,
nanas le susurra Camarón, de Cádiz el alma.

Desde Sevilla, viene la Macarena,
visten sus, guapas, las noche pura y llena,
llora el gitano, en la torre del oro saetas,
pasea la giralda la cruz que el niño lleva.

Los ochos hijos de una gitana,
visten de arte el portal de Triana,
bautizarlo con el reflejo de los charcos,
que ha nacido en la noche buena un andaluz gitano.


-Almería, España-

PEDRO PABLO VERGARA MEERSOHN


ERES TU

Enredadera de abrazos,
eres tú.

Playa por olas lamidas,
eres tú.

Viento que mueve las dunas,
eres tú.

Deseo suspendido en mil besos,
eres tú.

Carne arrancada a mis carnes,
eres tú.

Suspiro enmudecido en el pecho,
eres tú.

Alma de piel dorada,
eres tú.

Dolor de parto infinito,
eres tú.

Amor que de amor hiere,
eres tú.

 
-Modena,Italia-

JUAN JOSÉ MESTRE


EL TIEMPO

Le restan doce días a la primavera. Es una transición casi de compromiso: el verano está aquí y es irremediable. La brisa fresca y húmeda de alguna lluvia pasajera se cuela en las horas primerizas. Ya veremos qué pasa. Si llueve, tal vez el día recuerde al otoño en sus comienzos. Eso es lo que por ahora se observa. Pero nada es seguro. La mañana está en su preludio.

-Santa Fe-

 

GRACIELA WENCELBLAT


Se fue
dejando a esta mujer
observando el desierto.

Él que reunía pájaros
para la serenata
y llenaba de sonrisas mi cuerpo.

Y yo
mujer independiente
brava
voy achicándome.

Dolorosamente.


 -Buenos Aires-

JOSEP ESTEVE RICO SOGORB


FRAGMENTOS POETICOS

"La Vida es como una vieja alfombra,
por mucho que la sacudas de mañana,
nunca la dejarás totalmente vacía de polvo".

*

"La magia de un poeta es,
hacer bailar su pluma al son de la música
que sale de su alma.
Por eso, mi música es desgarradora.
Por ello, mi pluma se desahoga
bailando enloquecida a un ritmo frenético..."

*

"Ser solo un rayo simple
y ambicionar todo el sol
alimenta la soberbia".

*

"Yo te lloré lágrimas de ríos,
de mares y lagos inmerecidos,
en tu larga ausencia.
Se que no volverás".

-Alicante, España-

LUIS BENITEZ



EL COTILLÓN DE LAS TINIEBLAS

Las llaves rotas, las monedas sin valor,
esos teléfonos anónimos recobrados de un bolsillo,
el polvo de las paredes, de los muebles, las ventanas.
El polvo que cubre toda la tierra
como un segundo mar, en seco.
Una mancha en la ropa que continúa en la carne,
un grito y después un susurro y después el silencio
que a duras penas se disfraza de resto de la tarde.
Un llamado sin voz, despertarse buscando
un algo indefinido que a nuestro lado se desangra
y difumina y que olvidamos por grados.
Lo que nos amenaza desde una mosca
chillando furiosa en la cortina.
Una misma situación, las idénticas palabras,
que cada cuatro exactos años se repiten
con la morosa precisión con la que baja,
de nuevo, un ascensor.
Las cosas que nos miran fijamente,
desde las vidrieras cerradas,
cada vez que pasamos haciendo
la penosa pantomima de ignorarlas.
Alguien que nos observa desde un lejano edificio,
exactamente cuando vemos sin oírlo
que nos está diciendo algo.

El compacto horror de la tortuga
que nos devuelve al jurásico.

-Buenos Aires-

OLIMPIA BORDES


NO PUDIERON CON SUS ALAS
 
...................A Federico García Lorca
 
Mientras las rosas dormían
y cantaban las estrellas,
un niño nació en España
una noche de poetas.
Clavel, caballo y guitarra
le dieron su gallardía
canto de grillo y caminos
trenzaron su poesía.
Amigo de los gitanos,
romancero de pasiones,
amor que amaba callando
escondido en un poema.
Bravo torero inmolado
a las cinco de la tarde,
niña que persigue el viento,
rosa que muere esperando,
y la doncella del río
y las bodas y la sangre
y la estéril tierra seca
hendida en la desventura.
Noche de carabineros,
soledad, grito impotente,
noche de infamia y de muerte,
noche negra, noche oscura.
Destrozaron su sonrisa,
paralizaron sus pasos,
en el trágico recuerdo
su corazón se desgarra.
Le quebraron la esperanza,
apagaron su mirada,
brutales lo derribaron
creyendo que lo mataban.
Pero en las aviesas sombras
del odio y de la ignominia,
la luna le dio su brillo
bajo el cielo de Granada.
Inútil fue la soberbia,
inútil la intolerancia,
inútil la rosa roja
que el fusil abrió en su pecho.
¡No pudieron con su canto,
no pudieron con su alma,
no pudieron con su vuelo,
no pudieron con sus alas!!!

-Buenos Aires-

JUANA SCHUSTER


 NI MÁS SENSATO QUE EL ENAMORADO

Ni más sensato que el enamorado.
Ni más brillante que las lentejuelas de los peces.
Ni más grande que el pergamino del cielo.
Ni más perfecto que un engranaje de relojería.
Ni más nostálgico que ese puerto que llevo en la memoria.
Así fue tu amor en la frontera.
Entre la palabra y el silencio.
Entre la cumbre y el abismo.
Entre el ahora y la pátina del tiempo.
Entre la duda y la certeza…
De saberte mío o sentirte ajeno.

-Buenos Aires-

FRANCISCO JESÚS MUÑOZ SOLER



LA LENTA HUIDA DE LAS HORAS

..........“Huye sin percibirse, lento el día,
...........y la hora secreta y recatada
...........con silencio se acerca…
..................Francisco de Quevedo
1)

En entrañable escenario de urbano desierto
retirado en la paz que de su claridad mana
a través de sus profundas y alargadas ventanas
mi música callada y mis argumentos,
intento llenar de dicha mi ánima, fortalecerla
con baños de contemplación y ricos recuerdos
aderezados con bellos y canoros ritmos
intenso soñar de vibrantes y espumosas olas
“que mejora la lenta huida de las horas.”

-Málaga, España-

CRISTINA PIZARRO

  
DAMA DE MIMBRE

“El sol dibuja filigranas entre las ramas del limonero.”
.....................Norma Pérez Martín

una silueta
aguijoneó a
la Dama de Mimbre

reconstruye
con hilos de oro
la filigrana

látigos y espadas
seducen
el cerebro

pisa los campos de hielo
sin quebrarse


la herida brilla
en la escarcha.

De su libro: "Confesiones de Gertrudis Glauben"

-Buenos Aires-

jueves, 9 de diciembre de 2010

ERNESTO GOLDAR


FERIADO


Ahí está la ciudad
mostrándose desvergonzada.


Veo un gato, hilos, crestas puntudas como erecciones,
ropas tendidas, pájaros desalentados.


Desde aquí mi ciudad son azoteas ennegrecidas,
cúpulas alquitranadas,
zinc podrido de hastío.


Allá está el cielo y un triángulo de río,
gris contra gris, nube sucia sobre un ciego.


Pobre ciudad comida de humedades,
con esta pesadez de la tarde delatándola.


Ni en las cornisas,
ni en la oscuridad de las ventanas,
ni en las antenas vacías como el hambre,
ni en los tanques de agua,
ni en los balcones, ni sobre el humo ocasional de los incineradores,
ni crucificado en las rejillas de los refrigerantes de aire.
he podido ver un hombre.


De su libro: "Instinto de conversación"

-Buenos Aires-

SEBASTIÁN JORGI


EXTRANJEROS

...............
A Pablo, mi hijo

Silencio, Hospital —leyeron.
Los extranjeros no entendieron al principio el contenido, el símbolo del cartel, cuando entraron al país de los humanos “bien derechos y humanos”. Uno de los visitantes notó que algunos hombres llevaban máscaras antigases. En la calle había un hombre gigantesco que estaba tirado, semidesnudo.
—¿Está herido?
—Ayúdenme —dijo el hombre.
—¿Ha habido una guerra?
Ante la insistencia de los extranjeros, el humano grandote negó con la cabeza. Al fin, dijo:
—Ayúdenme. Soy Tarzán, el rey de la selva.


-Buenos Aires-

STELLA MARIS TABORO


POR AMOR

Vivo para susurrarte mis palabras
y en un anguloso suspiro elevarte
sobre el mar de mis deseos
hasta ver como sucumbes ante mi voz .

Irás anidándote en la calle de mi aliento
hasta entrar en mi cuerpo
y en la llama de oro líquido
purificaremos nuestra entrega sin límites.

Beberemos el ardiente vapor de nuestros poros
buscando el paraíso de la pasión
y allí haremos nuestro refugio,
donde tu estarás en mi y yo en ti
por los siglos de los siglos,
como una eternidad de corazones latiendo
aun después de la muerte.
-San Jorge, Santa Fe-

AMALIA MERCEDES ABARIA


ALREDEDORES


También amo el entorno cercano a la tumba de mi padre,
la avenida, las casas sencillas
los árboles que cercan la muralla donde se esconde
el tibio cielo donde vives.


Siento que caminamos cómodos por aquí
¿no somos muerte, también?


Tierra, futura tierra que ahora yace plácida,
amorosamente cansada,
sin embates, sin un dolor que sí hay afuera,
un dolor caído y vencido
como el de las rosas que acompañan tu morada.


Pero amo este pequeño banco de cemento,
la piedra gris que cubre el inmóvil corazón
el anónimo pájaro que canta en una noche lejana.


Y no hay más que ésto,
aquí, cansados.

-Buenos Aires-

LAURA BEATRIZ CHIESA


¡QUÉ ESPECIALES SOMOS!

¡Qué especiales somos!
Cual cascadas andariegas
nuestros líquidos tienen el poder
del caminante, con sonrisas ruidosas
y dedos que modelan, o pensamientos que brotan
por la saliva descendente que nos moja.
Tan descendente que, nacida de nosotros,
se deja caer y baña las cuerdas de mi canto.
Con ella mojo la yema de mis dedos
para dar vuelta la página de un cuento,
tal vez el que narre -con sencillez- mi propia vida.
Y sigue su razón de ser amasando
el alimento que energiza, volviéndose a meter
en el torrente de mi sangre para viajar, sin límite,
por la oscura red de mi camino interno.
Tal vez se vuelva memoria en mis neuronas,
o me abandone, en atorado torrente,
algún día de tristeza donde la lágrima
haga escapar intimidades y se pierda así,
sin pena ni gloria, luego de haber sido
algo tan especial cuando nadaba mi ser.


¡Qué especiales somos!
Hablamos de nuestra dureza, pudiendo diluirnos.
De la fuerza inquebrantable, siendo nuestro espíritu volátil.
De manos de acero, cuando una simple llama nos devora y deshace.
¡Qué especiales somos!
Creyendo poseer el mundo, sólo tenemos agua,
y basta romper nuestra corteza de piel
para desfallecer, a través de ese líquido apurado
que en realidad somos.

-Buenos Aires-

MARTHA GRONDONA


Ahora

un grillo ebrio de sed
canta en el patio
aturdiéndome el insomnio
al pie de la ventana
que llueva que llueva
mientras en mi cuarto
ahora es la eternidad
una rosa marchita
perfuma todavía cuando cierro los ojos
es mi mano tendida
que nadie estrecha

el pie sin rumbo
en la inmensidad



De su libro: “Letra de cambio”

-Salta, Argentina-

EMILIO MEDINA MUÑOZ


MI PRINCESA

La belleza del grito delicado
que una dama derrama por amores,
va marcando mi senda con dolores
y me deja de pasiones admirado.

El reir de tu agua en catarata
se despeña por tus versos deliciosos,
al murmullo de sonidos tan hermosos,
que yo empleo para darte serenata.

Si en tus labios te besa una paloma
tu ya sabes que procede de muy lejos,
pues conoces que ha salido de mi loma.

Mis pasiones te buscan en los vientos
y me hacen tu retrato en un bosquejo,
para verte cual princesa de mil cuentos.



-Ciudad Real, España-