jueves, 15 de enero de 2009

MARCELO JUAN VALENTI


Quería
el prestigio de
los famosos
jardines
colgantes.
Y también
el vértigo
de una isla
en permanente vuelo
a la que ascendería
por escalas
invisibles.
Sobre la página en blanco
describo
el deseo.

4 comentarios:

Ricardo Rubio dijo...

Cadencia, significación, sonoridad. Mi abrazo por este buen poema, Marcelo.
Ricardo Rubio

Anónimo dijo...

Y, sí Marcelo... lo dice todo R. Rubio.

Agustín Gribodo dijo...

Me sumo al comentario de Ricardo y agrego que este poema expresa sabia y sutilmente, entre otras lecturas, las limitaciones humanas, el vano intento de obra acabada, perfecta. Muy buen trabajo.

Gustavo Tisocco dijo...

Excelente Marcelo para qué decir más?