sábado, 1 de mayo de 2010

JUAN DOMINGO CARRIZO

GRIS

Fue una tarde gris
un rayo de sol no cedía
en su intento de perforar
las nubes
y en su desliz

Se trepó a las ramas deshojadas
que parecían garras humanas
garras
de un gigante moribundo
Y en ésa tétrica imagen
tu y yo mi amada
después el mundo

Después los pájaros escondiéndose
entre los cedros
de azules antojadizos
y huyendo del cuadro mediocre
de la rutina

Dos seres devorándose
con besos enfermizos
hásta derretir…
de los pinos su resina

¿Por qué se ha muerto
nuestro amor?
ahora son grises mis pasos
que no me llevan a ti

Son grises mis besos
que desmayan truncos
mis abrazos suspendidos
son grises,
porque no estamos juntos


Son grises mis suspiros
son grises las cartas sin respuestas
los interrogantes,
las comas y los puntos.


-Buenos Aires-

6 comentarios:

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Juan: los colores transmiten distintas emociones. El gris habla , en tu poema, de sentimientos pasados , que se han ido por la ruta de algún olvido pero... hay rutas de ida y vuelta. Un abrazo,

Maria Rosa dijo...

...Y la tristeza se anida en el alma por ese amor que partió!!!
Bello poema amigo
María Rosa

Cecilia dijo...

El gris nos cala hondo... como el poema.

Juan Carrizo dijo...

Gris y triste el poema,alguien dijo alguna vez que la inspiración del poeta es dolor y aunque sea amor duele lo mismo ¿recuerdas? lo dijiste vos Juan en un poema,en este volcaste toda la angustia muy lindo paula Maldonado de Ituzaingó

Juan Carrizo dijo...

Gracias hija Paula

Anónimo dijo...

Un poema melancólico profundo...me llegó. Noemi de la plata