viernes, 9 de abril de 2010

CRISTINA VALIDAKIS


LA MAREA DEL CORAZÓN


En esta marea disidente de rencor y miedo
donde sin manifiesto, nos despojamos de piedad,
se nutre del compás inamovible del apego,
un deslindado corazón, en vana soledad.

La vida que lo expone, hiriendo su templanza
bautiza su inocencia y lo condena al destierro.
Va delegando sutilmente su esperanza,
mediática impiadosa, al éxodo de sueños.

Y expuesto el corazón... de vallas indefenso
sublime, audaz, cual niño incorregible
ya sin amarras, se explaya en este ruedo.

Aún amordazado, tenaz, infringe sus condenas
y renaciendo al amor indestructible,
en la marea desbocada, se escapa en alto vuelo.

-Río III, Córdoba-



6 comentarios:

Juan Carrizo dijo...

Bello poema Cristina símil a un sicoánalisis,me gustaron las imágenes poéticas

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Cristina: me gustó el poema y el tema que trataste y las imágenes. Te abraza,

Anónimo dijo...

Como siempre querida amiga, un gusto encontrarte con la poesía alzando la voz, bellas imágenes. Te dejo un abrazo.

Lily Chavez

Marcela dijo...

Hola Cristina,
hermoso el vuelo del amor indestructible.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Norma, me alegran tus noticias y no te preocupes por la demora, ha sido un gusto ver un trabajo mio publicado en tu revista!!! Gracias!!! Estoy a tu disposicion y cuando quieras algun otro, no dudes en pedirlo, sera un honor. Ah, te invito a visitar mi blog. Besos.

Anónimo dijo...

Muy bien, Cristina. Un gusto leerte. Ya te enviaré mis poemas. ¡Y fuerza esa sangre helénica y samioti!
Jorge Hadandoniou