viernes, 5 de febrero de 2010

MÓNICA ANGELINO


ME VOY MURIENDO

La muerte es hacia afuera
hasta que en la madriguera el hueso
canto desnudo a lo efímero
se hace polvo


una roca oprimiendo
un adverbio de tiempo
un circunstancial de lugar

yo me voy
hacia adentro
muriendo

coágulos se van secando
en mis manos


...................de a uno
.........los higos
de una fe que aterrizara
en un pantano de termitas


enquistándome
como un garbanzo en el agua fría
un escorbuto soy afónico


un puño sin bridas que repta
sísifocayendo
lacerada por las piedras
de un silencio que clama
el funeral del trigo


la que se va saliendo
.................................hasta evaporarse


con el enfisema de un llanto
que se hace grieta
............en el agua.



-Buenos Aires-

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mónica:es verdad que la muerte es un hacia afuera, un desprendimiento interior, aunque el que se siente morir lo perciba desde el adentro. Buen planteo. Un abrazo, Laura Beatriz Chiesa.

Mónica Angelino dijo...

ME SIENTO HONRRADA, LAURA, POR TU COMENTARIO, POR ACERCARTE A MI POESÍA Y PROFUNDAMENTE AGRADECIDA A LA DIFUCIÓN DE NORMA CON CUYA PUBLICACIÓN ME HA DISTINGUIDO.
!GRACIAS A AMBAS!

SALUDOSSSSSSSSSSSS

Silvia Loustau dijo...

Muy buen poema,Mónica, con ese tema que nos viene de los griegos el fugis tempus y luego...Ella, la que acompañó desde el primer dia.
Un abrazo,


Silvia Loustau

Anónimo dijo...

Hola Mónica: siempre es un gusto entrar en comunicación poética con vos.
Un abrazo de Norma

Analía dijo...

Me agradó leerte, es un buen poema, querida Mónica.
Cariños
Analía

Anónimo dijo...

Mónica: Has logrado un poema que conjuga lo intelectual con lo sensble y transmite una energía que tiene que ver con el tema de la muerte. Me encantó.
Un abrazo.

Jorge Luis Estrella

Juan Carrizo dijo...

Se hace evidente la pluma de una gran poeta,ne agradó leerte

Anónimo dijo...

una letra que abre paso a diversas lecturas, muy sugerente por cierto, que de algún modo nos remite a la "roca de Sísifo", a ese esfuerzo desmesurado que se aplica tantas veces en situaciones vitales y también a la paradoja que propone el sentido de ello. Muy bueno Mónica, te felicito!
abrazo

Elisa Dejistani