jueves, 15 de enero de 2009

JUAN CARRIZO

NEPTUNO
El mar quejumbroso agita
las olas mutantes
conspicuas...incipientes...
alli...donde el ecuador
separa... exultante
los riscos salientes

Neptuno
envuelve en burbujas
tronando de ira...
rosadas sirenas que buscan
el hechizo de brujas
queriendo ser
golondrinas

¡Oh! vastedad de mar
en ti...se suicidan
gigantes delfines
en eternos holocaustos
besando en las cimas
de las olas...los confines
con la luz de los astros.

Que el Dios verdadero
Jehová
quiebre tu enorme
tridente...

Que huya el poder
de tus manos
y... que solo vivas
rey mitológico
en las débiles mentes
de mediocre humanos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Que poderoso que es el mar, verlo tan gigante.Pero Dios tiene mas poder aun!saludos!!

Anónimo dijo...

Que bello poema... poeta!! como nos tienes acostumbrado!! Salu2

Juan Carrizo dijo...

Es un intento por revindicar al Diostodopoderos,ante la irreverente costumbre del ser humano,que busca arraigar su adoración en dioses de la mitología griega o romana (les agradezco sus comentarios)

zuny dijo...

disculpa,juanchi ,pero tu poema es tan pero tan lindo,que me volvio loca...
es verdad,sin nuestro amado padre celestial,jehova dios de los ejercitos no somos,ni hacemos nada.
el es el unico que puede cambiar las circunstancias y las mentes de las personas.
besos.
zu.

Juan Carrizo dijo...

Zuni tu comentario es exelso,me da verguenza,no lo merezco,pero es todo cierto lo que apuntas de nuestro Dios, que tengas un buén día

Estrella del mar dijo...

BELLO POEMA.CASI PLEGARIA

Anónimo dijo...

Juan: Deslumbrante poema, donde la creación se expresa ante el universo todo.
Víctor H. tissera

Anónimo dijo...

Juan me encantó tu poema, felicitaciones,

Elisa Dejistani

Gustavo Tisocco dijo...

Buen poema Juan, Neptuno y su magia.
Tal vez me abruman un poco los puntos suspensivos.
Un abrazo Gus.

Juan Carrizo dijo...

Gracias gustavo por corrigirme éso demuestra que me aprecias un abrazo muchacho

liliana varela dijo...

Juan:
esos mitológicos seres saliendo de tu pluma ¡wow! me encantó.
Liliana