domingo, 7 de diciembre de 2008

ELISA DEJISTANI


TRANSFIGURACIÓN

Este crepúsculo
de callada intemperie
se me quiebra en los dedos
como una señal
enhebrando cristales
en las comarcas
de la expiación
donde quedé transparente
sin edad
resucitando afanes de utopía
para ser yo misma
aún cuando mis células
fecunden simientes
de otra especie
o mis versos atraviesen
los muros de otra edad

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cara Normi, una agradable sorpresa ver publicado este poema, de mi
libro "Exilio para no morir" (1977) y uno de mis dibujos, que seguramente habrás recortado de uno de mis blogs. Gracias amiga, un gran abrazo.
Eli

liliana varela dijo...

Muy buen poema!!!!
felicitaciones.
Liliana

Anónimo dijo...

Elisa: Siempre me sorprendés gratamente con tus letras. Gracias
Víctor H. Tissera

Juan Carrizo dijo...

Me gustaria conocer ésa comarca de la expiación donde el tiempo se detiene y todo se perdona quedando purificada transparente aunque tus versos atraviesen los muros de otra edad ¿será una utopía? por ahora "una transfiguración" que tu pluma llena de imágenes retóricas a plasmado para nuestro deleite (gracias por compartirlo)

Anónimo dijo...

En este hermoso poema, la palabra "células" queda de primera. ¿Te acordás, Elisa, cuando escribías: "Células como anfibios/que habitan las marismas"? Mirá que soy malo. Un beso enorme.
Jorge Luis Estrella

Anónimo dijo...

Gracias Amigos, a todos por el tiempolectura y por los comentarios, ese "ida y vuelta" de energía, necesario (aunque muchos lo niegan), principalmente en el camino que transitamos, tantas veces, ríspido y al filo, jaja!
Un gran abrazo y los mejores augurios para una Feliz Navidad y un auspicioso Año 2009, pleno de oportunidades válidas y de proyectos realizables, Eli

Elisa Dejistani

Anónimo dijo...

Gracias Amigos, a todos por el tiempolectura y por los comentarios, ese "ida y vuelta" de energía, necesario (aunque muchos lo niegan), principalmente en el camino que transitamos, tantas veces, ríspido y al filo, jaja!
Un gran abrazo y los mejores augurios para una Feliz Navidad y un auspicioso Año 2009, pleno de oportunidades válidas y de proyectos realizables, Eli

Elisa Dejistani