viernes, 19 de septiembre de 2008

DELFINA ACOSTA


LA PUERTA

Cualquiera llama a mi pequeña puerta.
Cenar suelo con reyes y mendigos.
Ay, cómo me atareo en repartir
en dos iguales partes lo servido.
Y es entre gente que a mi casa llega
contándome unos casos divertidos,
cuando me acuerdo yo de tu anunciada
visita, bienamado, y ahorro el vino.
Mi hogar aseo día a día y pongo
sobre la mesa aroma de jacintos.
Mientras te aguardo, ¿quién también te aguarda?
Y si tú llegas, ¿cena quién contigo?
Señor, que me confundes o enterneces
con tus palabras puestas en mi oído.
¿Las cosas que me dices son las mismas
que oyen las otras y les da lo mismo?

(Paraguay)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola poeta, me encantó tu poesía.
Un abrazo de Normy

Anónimo dijo...

GRACIAS, NORMA !!!
TÚ SIEMPRE LLEVANDO LA POESÍA DE TU PRÓJIMO POR INTERNET
DIOS TE BENDIGA !!!
DELFINA ACOSTA

Analía dijo...

Me da mucho leerte, querida Delfina.
Gracias querida Norma por permitirnos disfrutar del trabajo de esta escritora.
Un abrazo
Analía