sábado, 9 de agosto de 2008

ADRIANA MAGGIO


HUMILDAD

Caer
como cae el viento
sobre los techos
sabiendo
que hay un destino de alturas
más allá de las casas.

Subir
como sube el humo
al alto frío
sabiendo
que hay un origen de cenizas
más allá de las alas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias Adriana por compartir tus bellos poemas.
Isabel Cortinez

Vuelo de noche dijo...

Como los platillos de la balanza se equilibran los contrarios.

Se cae a pesar de un destino que se sueña alto, se ingresa en la altura como el ave fénix en vuelo directo, vara candente, trayecto desde la caliente ceniza a la altura helada. Así nos movemos, no sin cierto patetismo, por la vida. Impecable. Marta

Adriana dijo...

Marta: tu comentario es un bello nuevo poema. Muchas gracias. Adriana

Gustavo Tisocco dijo...

bello poema, un abrazo Gus.