domingo, 1 de junio de 2008

GUSTAVO TISOCCO


MI ABUELO JUAN

fue el cómplice heroico
de mis días de sol.
Embriagaba su corazón
para que este ría,
cuando la oscuridad
traicionaba certezas.
El sabía que en lo alto su pequeño cuerpo
sería vuelo y se hizo gorrión.

Desde entonces poblé mis ángulos
con trinos de aves desamparadas,
desde entonces,
la añoranza habita en mí.

De "Paisaje de adentro"
Del Cd "Intersecciones"

5 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

Muchas gracias Norma, un abrazo enorme Gus...

Anónimo dijo...

UN POEMA, UN FELIZ RECUERDO... FELICITO AL AUTOR.
OMAR CESPEDES

liliana varela dijo...

Como siempre Gustavo llenando todo con sus letras.
Una belleza.
Liliana

Anónimo dijo...

hermosos recuerdos de tu infancia con un abuelo que te llenó de poesía.
Norita Cuello

Anónimo dijo...

Gus querido, alegría y emoción al releer este poema, bellisimo como todas tus creaciones. Gracias por tus palabras!
Un abrazo enorme
Eli

Elisa Dejistani