martes, 8 de febrero de 2011

EMILIO MEDINA MUÑOZ



EN EL MAR

A la orilla del mar tome tu alma...
y con besos cautivaste mi alegría,
con tus letras levantaste fantasía
y entre sueños me bañas en la calma.

He de amarte eternamente, reina mía,
pues mi goce por tu amor está subiendo,
a la cima del amor que voy sintiendo
cuando llegas con tu bella poesía.

No me faltes a la cita, ven temprano;
necesito todo el tiempo que me quede
para darte mil besos en tu mano.

Es eterna la espera y ya me puede
hacer daño en el alma enamorada,
si tardas en llegar con tu mirada.

-Ciudad Real, Madrid-

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado compatriota,

El soneto es un arte complicado,
no sólo se compone de una idea.
La rima,la medida que se emplea
nos muestra si en verdad está logrado.

Olvidarse del ritmo es un pecado.
que se vuelve contrario al que planea.
Finaliza quebrando al que desea
un logro con aplausos y halagado...

Fragmento de un soneto que va como comentario. Manuel Perez Mera.

EMMuñoz dijo...

Muy amable, Manuel.
Gracias.
Emilio Medina Muñoz.

Silvia Patón Cordero dijo...

Muy buen poema, Emilio. No te beso las manos pero te felicito por tu poema.

UN abrazo.