domingo, 14 de noviembre de 2010

MICHOU POURTALÉ


ALGÚN PALO BORRACHO

Ni el mantón de Manila más florido
se compara con el tapiz rosado
que bordea al palo borracho.
Es en plenitud que el árbol
provoca a la vez goce y tristeza
cuando desprende los raros pétalos
cribados, sus flores van cayendo
y cada flor es la florecida muerte.
Graciosas suicidas dan un golpe
de belleza cuando el aire sostiene
cada pétalo y lo suelta sobre el tapiz,
mantón que abraza al palo borracho.


De su libro: La Misma Que Soy
Ed. Vinciguerra

-Buenos Aires-

5 comentarios:

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Michou: una bella imagen la del mantón, en tu poema. Realmente es una flor rara que adorna mucho las avenidas de nuestra Ciudad. Un abrazo,

Anónimo dijo...

Mishou, muy original tu poesía, hoy estuve disfrutando de tu último libro!!! Besos, María Chapp

Martha dijo...

Michou poeta. muy linda la figura del tapiz rosado. Es un àrbol hermoso y aquì, en mi ciudad hay muchos.
Felicitaciones, Martha Grondona

Rolando Revagliatti dijo...

Vuelvo a complacerme ahora releyendo acá, querida Michou, este texto, y a agradecerte la poética de tu "La Misma Que Soy".


R. R.
________________

LILIANA dijo...

QUÉ LINDO RESCATE DE LA MATURALEZA Y MÁS AÚN QUÉ ESE ÁRBOL SEA ENVUELTO COMO MANTÓN DE RECUERDOS!
LILIANA