jueves, 7 de octubre de 2010

EMILIO MEDINA MUÑOZ



 A UNA ROSA


Una rosa asomada a la ventana
dejando las delicias de su aroma,
es muestra de placer en la mañana
y del Sol los colores los retoma.

Un clavel reventon por mil pasiones
en suspiros deshace los poemas;
sus pétalos se caen sin emociones
pues la rosa se ríe de sus temas.

La mano jardinera bien armada
con certeza de tajo lo ha cortado,
y en el suelo termina su reinado.

En mantillo transforma su realeza
y da vida al rosal de aquella rosa,
que matolo por sentirse tan hermosa.

-Ciudad Real, España-

6 comentarios:

EMMuñoz dijo...

Gracias, hermosa dama.
Emilio.

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Un original diálogo floral, en este serventesio. Un saludo,

YOSSI dijo...

Felicitaciones amigo, sus textos diafanos nos permiten, en este caso, sentir el aroma de la flor.

Kellypocharaquel dijo...

Emilio, el aroma de tu rosa y magnica poesía recorre el universo.Aplausos! Excelente blog.
Besos
Raquel Luisa Teppich

EMMuñoz dijo...

Gracias, queridos amigos.
Un gran abrazo.
Emilio.

Un beso, Norma.

Literalia dijo...

Muy apreciable Emilio:
Soy seguidor de Revista Papirolas. Me une una grata y cordial relación con Norma Padra, quien ha tenido a bien el nosotros invitar a sus gentiles escritores a colaborar en nuestro certamen internacional de poesía.
Te suplico respetuosamente nos distingas con tu participación, enviando un poema al blog www.literaliamexico.blogspot.com
Con afecto:
Arturo Juárez Muñoz