jueves, 30 de septiembre de 2010

JORGE LUIS ESTRELLA



ARIES

La flor de fuego abre por fin su primavera
y el clarín se deshace por los arduos caminos
con un grito de guerra estridente y heroico.
Fluye la sangre joven desde el caos perfecto
en una llamarada de incontenible fuerza
y la luz de los ojos es también sangre viva.
El músculo despierta y es activo resorte
que salpica los mismos intersticios del alba
con un cuchillo tenso para cortar la nieve.
El amor se desboca tras la yegua de acero,
el amor se destroza lamiendo las barrancas
con su lengua punzante hecha lirio de fuego.
La cabeza se yergue, misteriosa muralla,
donde yace la perla que conduce a la vida,
que conduce a la abierta resurrección del triunfo.
La voluntad magnífica va destruyendo obstáculos
y no hay blanda caricia ni sutil estrategia
que detenga la dura carrera hacia delante.
El silencio se puebla de yunques y de fraguas,
la lira se hace filo sangrante de machete
y el sol alumbra el ínclito campo de batalla.
La fe viene de adentro de la misma corola,
viene con un pasaje de ida solamente,
viene lúcida y firme, sin arreglos ni trampas.
El coraje se monta a la grupa del potro
y es necesaria suma del intuido logro.
El héroe no descansa. Su pionero destino
no conoce el sedoso murmullo de la sábana.
El enemigo acecha inclaudicablemente.
El héroe no descansa. Pero, veces, en la valentía
de su avance constante y su lucha precisa,
se adivina la terca crueldad del asesino.

TAURO

El poderoso pasado
va diciendo su consejo
mirándose en el espejo
de lo que fue y ha quedado.

La gloria de lo heredado
es el pan de lo vivido
y nada es bien recibido
si antes no fue sopesado.

Ser fiel a todo legado
hecho a luz de la lumbre
de la más vieja costumbre
y el más antiguo cuidado.

Venerar lo trabajado
por el padre del abuelo
y la semilla en el suelo
dará su fruto sagrado.

El ayer es respetado
porque su mensaje es cierto
y cada pájaro muerto
es trino reconquistado.

Lo concreto es valorado
porque se toca y se pesa
y es buena la buena mesa
y es bueno estar abrigado.

Todo terreno tasado,
toda maldad prevenida,
toda ilusión reprimida
y el sudor recompensado.

Si un paisaje es admirado
es porque en él hay belleza
y lo bello es la simpleza
que Dios puso en lo creado.

Lentamente ponderado
todo sentido se alcanza
y es mejor lo que se afianza
que lo último alcanzado.

El poderoso pasado
es un trigo sin olvido
y es el pan de lo vivido
la gloria de lo heredado.

GÉMINIS

Dice el gallo de la veleta "cucurucú"
mientras mi norte desorientado se vuelve al sur.
Mi fu y mi fa sobre el sofá de tergopol .
Toca mi mano ahora el sí mañana el no.
Vuelan las piernas sobre el tablado de vodevil
y con los dedos se da el enredo del do re mi.
Por el micrófono digo que sí, digo que sé
y cuanto sé es que no sé lo que sabré.
Hoy el buen tiempo anuncia tiempo de tempestad
y, en el camino, ya me imagino mi fu y mi fa.
Mi fu y mi fa, mi fa sin fe, mi fa y mi fu
y en el tablero prendo y apago la laz, la luz.
Sé que conozco hasta horóscopo de mi opinión
pero la duda se me desnuda en contradicción.
Escribo y digo, hablo y comento con frenesí
y me desvivo por ser el traje y el maniquí.
Voy con la tera mientras el tero se toma el té,
voy con la pava mientras el pavo toma el café.
A la mañana lo reporteo al General
y por la tarde me reportea un Capitán.
Sobre los brezos se va la brisa tras el simún,
la anchoa habla con la caballa de aquel atún.
No sé lo que hago si me deshago de mi pulmón,
porque soy aire, porque es el aire mi salvación.
Si voto voto por la coherencia de mi desliz
y si critico yo me critico hasta sufrir.
Cuando discuto... Siempre discuto y no sé por qué
nadie me gana porque soy rana en el arroyo del conocer.
Soy el que busca y todos saben de mi buscar
y busco y busco y hasta rebusco a la verdad.
Yo soy la duda, yo soy la muda, yo soy el tul,
yo soy el nexo, el intermediario, el fa y el fu.
Yo pongo en jaque y doy el mate con mi razón,
yo soy mi doble, yo soy mi simple, yo no soy yo.
Yo soy mi hermano, yo soy mi viaje, yo soy mi fin,
yo estoy allá y más allá y estoy aquí
Yo tengo fa , yo tengo fi pero no fe
porque la fe es para siempre, yo lo sé.
Yo tengo esposa y tengo amante y tengo más
y tengo un campo de madreselvas para jugar.

CÁNCER

Un miedo hecho de duras cortinas al moverse,
hecho de tigres rugiendo en pleno salto,
hecho de terremotos, hecho de lobizones,
nacido mucho antes que los primeros pasos.
Una madre que es pecho y que es mimo y que es luna
y que no tiene espinas y que no tiene engaños
y que sabe la hora del beso y del abrigo
y que mata la angustia y que sofoca el llanto.
La madre calma el miedo pero el miedo renace
detrás de los espejos, encima de los cuadros,
entre los rododendros y junto a las encinas
porque es miedo a la vida, porque es miedo al fracaso.
Y la madre retorna con su beso perfecto,
con su canción de cuna y su cariño exacto,
retorna y con su espada destroza lobizones
y los tigres se esfuman huyendo en pleno salto.
Y la madre se adueña del sentido del tiempo,
del amor, del destino, del arte y del espacio
y el hombre se hace hombre con una madre adentro
que cura las heridas y alivia los espasmos.
Y el hombre se hace madre, y el hombre pide madre,
y la madre es lo único respetable y sagrado.
Y cuando da cariño, lo da maternalmente
y cuando ama siente maternales orgasmos
y cuando lucha lleva su ejército de madres
con clarines maternos y maternos cuidados.
Se endurece en la lucha y parece de bronce
y luce un aguerrido e intrépido penacho
pero en los entretelones de su alma se adivina
un cántico de cuna y un pecho amamantando.
Y la vida se vuelve una defensa heroica
contra las agresiones y contra los rechazos
y una búsqueda eterna de humanas simpatías
y de tiernas sonrisas y amigables abrazos.
Y el hogar se hace luna y la luna es el ciclo
inexorable y santo
que florece en pequeños sentimientos flotantes
y en grandes sentimientos puros y cotidianos.
Agudo y sensitivo, se vuelca mansamente
a toda fantasía de espíritu romántico
y huye de este mundo llevado por la música
o teje sus novelas con caballos alados.
Agudo y sensitivo, se hace todo poesía
y gime entre los lirios sus múltiples quebrantos
y abreva manantiales
nunca jamás hollados.
Y cuando da la vida, la da maternalmente
y siempre vuelve al seno materno, esperanzado,
y todo viaje es viaje hacia la luna triste
que presidió el momento fatídico del parto.

LEO

Luzco, reluzco,
soy Rey etrusco, soy sol de Cuzco,
gobierno, soy eterno,
soy antiinfierno, soy antiinvierno,
estoy orgulloso de lo que soy,
creativo, generoso,
monarca que no garca
porque soy digno de lo que soy.
Mi conducta arraiga en la feraz felicidad
induciendo a todo placer y goce.
Soy importante, voy adelante,
soy importante,
soy importante.
Jamás doblo mi pierna o mi cerviz
empeñado siempre en la irradiación de alegre amparo.
Yo me autoexpreso, yo me autoadmiro,
y voy en auto
y voy en bote
y de robote nunca nunca me autorreprimo.
Yo soy el Sol,
soy el León,
el Corazón,
soy majestuoso
y soy grandioso
y no me tachen de fanfarrón
porque críticas no acepto.
Mi semen procrea seres
que continuarán mi grandeza
formando así una magna dinastía.
No me den pico, no me den pala,
yo organizo a gran escala.
y no me salgan con asuntitos
ni cotidianos ni muy triviales,
admírenme
que lo merezco,
yo siempre crezco,
¡¡¡qué grande soy!!!

VIRGO

En el valle, en la calle,
en el vado, en el prado,
cuido, con mucho cuidado,
hasta el último detalle.
Primero, el organigrama
y después la ejecución
para que la producción
sea sin peros ni dramas.

Lo que sirve se usa,
lo que no sirve se tira,
todo lo demás mentira,
invento, farza o excusa.

En amor lo que conviene
es una franca porfía
por lograr la economía
valorizando la higiene.

En la rueda del destino
otros dirán su verdad;
yo digo con claridad
la verdad del intestino.

A la luz del alimento
mi trabajo resplandece
y todo animal que crece
va dejando su excremento.

En mi lógica analítica
nada de ilusión ni vicio,
sólo trabajo y servicio
y también severa crítica.

Me gusta filosofar
mas les advierto una cosa:
lo que hace a la flor hermosa
es su perfección sin par.

La vida que no se irrite
si me ve siempre ocupado
en planchar lo ya planchado
mientras espera el confite.

La muerte que no se calle
si tiene algo que decir;
si quiere puede venir
como un último detalle.

LIBRA

No sé si haré esta noche lo que quiero
porque el mismo querer que me devora
es el que trae la demora
de no sabe si quiero lo que quiero.

No voy a cometer el desatino
de hacer primero el piso y la persiana,
el techo, la cornisa y la ventana
sin haber hecho antes el camino.

Pero hacer el camino no es sencillo
porque en la misma noche en que se empieza
sigue creciendo terca la maleza,
brilla la luna y canturrea el grillo.

Y sin embargo, todo lo pensado
no disminuye la fuerza del cariño
y creo estar sacándole el corpiño
a la idea de mi amor enamorado.

Sé que soy la balanza y es por eso
que en mi exacta misión me paralizo
y quedo atada al increíble hechizo
de no saber cuál es mi propio peso.

Pero me queda siempre la alegría
de pensar que conservo la hermosura
de mi guerra que busca con dulzura
la paz que es corazón de la armonía.

La armonía es mi único trofeo
y la belleza el don que necesito
y se aparta mi ser de todo grito
y rehuye el contacto con lo feo,

Quiero vestir mi cuerpo de amatista
y mi mente de justo raciocinio
para mostrar al mundo mi dominio
y defender mi condición de artista.

Sobre las madreselvas de aquel suelo
levantaré mi estatua delicada
y así conocerán eternizada
la abierta flor de un superior anhelo.

ESCORPIO

Aguijón incrustado en la virginidad del alba,
puente mágico erguido sobre el río del sexo,
fuerza que fija las dependencias tácitas,
talismán que es hechizo y curación salvaje,
nave roja enterrada en ocultos marasmos,
araña que devora a su nupcial amante,
río desbordado de eróticos instintos,
demoníaco impulso de ataduras fatales,
atávico sentido de perennal frescura,
impúdico designio de noches agobiantes,
intrépido preludio de sádicos orgasmos,
insólito tormento de paz escatológica,
carozo de una mística resurrección altiva,
águila que remonta su emocional pujanza,
terapia que desnuda los síntomas feroces,
escalpelo que arranca los tumores malignos,
sátira que inocula venenos salvadores,
muerte que resucita vitales esperanzas,
celo que transfigura los besos en martirio,
venganza que organiza sus dardos insidiosos,
cadenas imbricadas en síndromes hipnóticos,
melancólico estambre de lúbricas pasiones,
regenerado beso que destruye torturas,
magnética corriente de paralítico voltaje,
cósmico sentimiento de viril estatura,
tenaz hiedra que avanza indefectiblemente.

SAGITARIO

Tal es así que no es la vida misma
sino un continuo andar por el camino
avizorando el punto más lejano
en un constante vértigo de exilio.
Tal es así que sólo Dios entiende
lo que es nuestro pensar y nuestro oficio
porque es de él que la moral nos llega
transitando sus leguas de prodigio.
Tal es así que el hombre es sólo hombre
en la medida en que mire al infinito
sin olvidar al animal que tiene
jugueteando en los pliegues del instinto.
Tal es así que la planta también cubre
su verdor con punzadas de designio
y el mineral nos nutre con su hallazgo
de un manantial que es claro y es divino.
Tal es así que un voluntario anhelo
lo lleva al hombre hacia el Dios previsto
mientras ama las patas y la cola
del potro que relincha en su organismo.
Tal es así que el religioso arranque
es nacimiento y es lucha y es abismo
y es voluntad de flecha disparada
hacia el blanco más alto y más preciso.
Tal es así que el músculo es deporte
formado en la virtud del ejercicio
y esa energía en pos de los trofeos
es un esfuerzo pleno de sentidos.
Tal es así que el viaje es una gracia
que aventura el olfato de dominios
cada vez con más amplio derrotero
y más variada gama de peligros.
Tal es así que el intelecto es suma
de aventuras guardadas en un libro
y que llama al estudio más dichoso
por descubrir el elevado signo.
Tal es así que no hay mejor moneda
que la que paga el precio del cariño
al límite concreto de lo humano
y la veneración de lo infinito.
Pero Dios es a veces reticente
y su milagro real un tanto esquivo
y sólo nos llega la migaja
de la superstición y del capricho.
Tal es así que la moral se vuelve
nada más que un patético motivo
de caminar el mundo con alardes
del más ineluctable fanatismo.
Tal es así que en falsa ceremonia
se convierte la luz de lo vivido
y en lugar de la clara profecía
proliferan tiránicos prejuicios.

CAPRICORNIO

Mi responsable andar hacia la meta
sin escatimar esfuerzo alguno
hace inminente la consecución de lo que se ambiciona.
Mi diplomático ser que no rehuye
doblegar la cerviz por un momento
y de hacer el rodeo si conviene.
Pues no soy yo sino el hacer intacto
lo que está en juego en esta vida dura
y si es bueno retroceder se retrocede.
Puede el agua y el aire y aún el fuego
desbocarse en mi contra y en mi mengua
que, aunque me humillen, no logran detenerme.
No es mi voluntad la que arremete
sino la necesidad de concluir el acto
y obtener el provecho estipulado.
Mi devenir se afianza en lo tangible
y necesito firmes compañeros
para lograr el fin que me propongo.
Asciendo lentamente los peldaños,
siempre con mi amiga la experiencia
que elabora estratégicos avances.
Los sentimientos no me son ajenos
pero puedo ocultarlos o domarlos
si perturban mi labor de hormiga.
Mi actividad es pública y notoria
y me rodean graves intereses
y es por eso mi vida triste y seria.
En el amor prevengo las instancias
y con tacto y frialdad voy confirmando
el patriarcal lugar que me proveo.
Realizar es mi pan y mi locura
y mi atuendo y mi mística y mi asombro
y mi total cabida en este mundo.
Me quedan dos caminos, sin embargo:
de solidaria entrega es el primero
y de estrecho egoísmo es el segundo.
Siendo Señor, me doy, como hizo Cristo
o acumulo provechos y ganancias
y soy esclavo de mi propio esfuerzo.

ACUARIO

Yo soy la medida de todas las cosas.
Si a los chanchos, chinches; si a los perros, rosas.
Los viejos valores se fueron al tacho,
propongo unos nuevos.
Que no haya clases sociales
pero sí Carnavales.
Que no haya explotados ni explotadores
pero sí dadores
de sangre.
Que todas las razas y credos se unan
y dejen de pelearse todos por el crudo.
Yo soy la medida de todas cosas.
Me aparto, me rompo, soy titiritero,
me amigo, me junto y me desarraigo,
pueden verme solo o con mucha gente,
soy independiente y de Independiente.
Soy el bailarín que bailando por su berretín
debe regresar
por una llamada ley de gravedad
a la cruda arena áspera y rocosa.
Yo soy la utopía,
que es tuya, que es mía,
que todos debemos tener.
A la realidad,
torcerle el cogote
y que no me vengan con cosas sensibles,
yo quiero la Idea,
quiero el Idealismo.
Yo soy la medida de todas las cosas.
Puedo ser homosexual, homeópata,
ingeniero electrónico,
siempre trasgresor
y que no me vengan con letras sagradas,
ya no más pavadas,
revolucionemos hasta el occipucio,
seamos creativos, creadores
pero no creyentes,
seamos humanos hasta las pelotas,
inventemos un mundo que valga la pena,
con mucha manía
y tecnología,
camaradería
y si quedo solo
¡qué bien que me voy a lamer!.
A los chanchos, chinches; a los perros, rosas.
Yo soy la medida de todas las cosas.

PISCIS

Tengo un pescado
grabado
en la iniciación de mi musical pecado.
Vago en el mar vago
y me paro
en algún paraíso artificial.
Sufro el dolor doliente del otro
y soy el otro
dolido por mí.
Llego y me evado
en el sacabocado
de mi ilusión.
Purgo mi culpa
y en el traspié de mi peregrinación
lavo el pie.
Soy como un niño
debilitado
y una corona ciño con las espinas de mi pasado.
Me mimetizo
y soy el rey y soy el mono
y me destrono por un hechizo.
Médium total,
cargo el delirio de mi martirio
hasta el final.
Mi sacrificio
es un edificio con muchos pisos,
un rascacielos piramidal.
Si bien se piensa,
yo soy la víctima más indefensa
que se pueda imaginar.
Con este signo
o me resigno o me persigno
o me desnuco en el zarzal
Mi pie desnudo
no es un escudo
sino contacto con suciedad.
Con quejoso canturreo
merodeo
por esta vida y su sórdido arrabal.
Yo no soy malo,
tampoco bueno,
mañana estreno mi próxima careta de carnaval.
Sueño de noche, sueño de día
y en el trabajo
y en el tranvía.
Cuando ando merodeando
me rodeo, a veces,
de droga, de tabaco, de alcohol.
Es otra forma con que me evado,
desde mi vado,
de mi martirio, de mi delirio existencial.
Actor en todos los escenarios,
sólo mitigan mi gran calvario,
la inspiración y la piedad.
-Buenos Aires-

7 comentarios:

Lisarda dijo...

Maestro Estrella, usted tiene sangre joven!Gracias por su poesía, un abrazo.

Amapola Domingo dijo...

madre mía!!! lo has escrito tu??? menudo trabajazo!

un saludico de una virgo :)

Cecilia dijo...

Qué retratos más acertados, por las dudas no revelo mi signo...excelente!

galáctica dijo...

Hola jorge:¡qué poemazo! Lo disfruté muchísimo, me identifiqué y también a mis seres queridos. Como siempre me ha gustado la astrología, advierto que tenés mucho conocimiento de las eccentricidades de cada signo. Me gustó muchísimo como retrataste a Acuario, certero y con juegos poéticos divertidísimos. Cáncer resultó todo un descubrimiento lírico, con imágenes de alto vuelo y fragilidad. En cuanto a Libra , el final es magistral(el de la estatua entre las madreselvas). Géminis también se las trae en esta descripción jocosa pero profundísima. Te felicito, me reí y a la vez vislumbré una honda captacion de la humanidad en tu poesía. Gracias, poeta!!! Irene Marks

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Jorge: bueno, Amigo querido, qué decirte de esta extensa manifestación poético-astrológica. Muy buena la idea y la resolución de lo que te has planteado. Gran trabajo. Te abraza una escorpiana que te aplaude,

Gustavo Tisocco dijo...

Jorge siempre me maravillas, para qué decirte más.
Un abrazote Gus.

Anónimo dijo...

Querida Norma: Gracias por publicar entero este poemario. No lo podía creer porque justamente el hecho de ser tan extenso fue haciendo que lo leyera o publicara muy poco. Toda una audacia la tuya editarlo. Infinitas gracias.
Y gracias también a los amigos cuyos comentarios son alimento para el alma.
Cecilia es de... Ah, no mejor me callo. Los sagitarianos solemos meter la pata por hablar de más pero uno va aprendiendo en la vida.
Besos mil.

Jorge Luis Estrella