martes, 14 de septiembre de 2010

EMILIO MEDINA MUÑOZ

PARA ELLA

He sembrado mi huerto de claveles
y de hortensias la fresquita celosía;
de gladíolos delicados los vergeles
y una dama presidiendo la armonía.

Una fuente abastece de alegría
con su agua cantarina los espacios;
con trinos de feliz algarabía
van las aves a beber en mis palacios.

Al arrullo de la brisa se ha dormido
la señora que al columpio meneaba,
¡qué delicias de aromas derramaba!

Con el alma el poeta la miraba
en un gesto de amor puro y sentido;
¡en su frente deja un beso decidido!.
-Ciudad Real, España-

2 comentarios:

EMMuñoz dijo...

Gracias por tu atencion, Norma.
Un abrazo.
Emilio.

Anónimo dijo...

Soneto de amor a la Emilio, que es una salsa plena de picardía y sensualidad y un toque de ternura.
Muy rico.

Jorge Luis Estrella