jueves, 6 de mayo de 2010

JORGE LUIS ESTRELLA


ISLA SIN NOMBRE

Allí donde florece el humo de los pastizales
desconcertando el ritmo normal de nuestras vidas,
allí donde mi infancia hamaca madreselvas
se encuentra exactamente una isla sin nombre.
Quiero morir en ella un poco de mi tiempo,
comentar con los árboles la astenia de mis ramas,
olvidarme de todo lo que no tenga vuelo,
mestizarme con todo lo que tenga plumaje.
No me importa que vayan a buscarme los muertos,
que me piquen mosquitos y me arañen espinas,
no me importan que piensen que es una cobardía
huir hacia un pasado de ceibos y de juncos.
Quizás, después de todo, a partir de una tarde,
cuando nadie lo piense o lo piensen los locos,
a la ciudad sin nombre la llamen simplemente:
“rincón imaginado por el poeta Estrella.”

-Buenos Aires-

11 comentarios:

Estrella del Mar dijo...

Hola amiga Norma, precioso poema ISLA SIN NOMBRE,
me ha encantado, gracias por compartir, un saluda cariñoso, Lola.

Laura Beatriz Chiesa dijo...

Jorge: ..."huir hacia un pasado de ceibos y juncos", debe ser muy bello poeta Estrella. Te abraza,

Luz_ de_Luna dijo...

Un anorma, un placer leerte y dejarte la huella de mi paso
Muy bueno
Un beso de luz
Monica

Juan Carrizo dijo...

¡¡Bravo corazón de pájaro!! has mestizado tu alma con todo lo que tiene pluma en tu rincón imaginario y tu pluma de poeta le dió el tinte exacto,un vuelo razante sobre los recuerdos de ceibos y juncos

jordim dijo...

buen poema.

Cecilia dijo...

Tus poemas Jorge tienen un sello tan particular, hermoso, como todos los que te he leído.

Anónimo dijo...

Gracias, Norma, gracias, amigos. Ni recuerdo cómo llegó a Papirolas este poema dado que lo tenía escondido porque me nombro a mí mismo y eso me da vergüenza. Besos mil.

Jorge Luis Estrella

Anónimo dijo...

Este poema vale UN PLACER de sólo leerlo, acercarse de a poco, disfrutarlo en ese pastizal de junco y ceibo y porqué no el mosquito... nadie te piensa loco Jorge Estrella, tu brillo es infinito.
Michou Pourtalé

EMMuñoz dijo...

De emociones contenidas y llorosas
hace verso con delicia renombrada
una Estrella que alumbrando enamorada
nos deleita con palabras muy hermosas.

En lugares comunes encontramos
los placeres de cambiar nuestro destino,
don Estrella me tomo por peregrino
y los versos fluidos los dejamos.

Otro tiempo en el camino de la vida
ha llegado y lo veo tan alegre
como vaca relamida en su pesebre.

No es insulto el nombrar a tal bobino;
son sus "lolas" tan graciosas y abundantes
que es buen pasto si lo dan en restaurante.

Un abrazo, Sr. Estrella.

Su mal alumno: Emilio.

Anónimo dijo...

Un soneto, Emilio, ha construído
en el que habla de mis versos y mis lolas
y lo ha publicado en Papirolas
donde con mucho gusto lo he leído.

Él es poeta serio y distinguido,
bueno, de serio no tiene ni las bolas
de billar, ni el sol ni las farolas
del lugar de La Mancha en que ha nacido.

Que se distingue, sí, y se distingue tanto
que se lo ve venir ya desde lejos
aún antes de que lo mire la mirada.

Como también se distingue por su encanto
y por sus viajes y hasta por sus viejos,
yo lo invito a mi isla imaginada.

Jorge Luis Estrella

deliteraturayalgomas-2 dijo...

Jorge, encontrar tu palabra es un banquete para los sentidos, imagino ese lugar pleno de frescura y belleza, como tu poema.
Da alegría saludarte
Betty Badaui