martes, 6 de abril de 2010

MARÍA ROSA LEONI


EL CASAMIENTO DE LEOPOLDO Y LA FRANCISCA

Aquí estamos otra vez
con Leopoldo y la Francisca
que se casaron ayer
en la iglesia de su pueblo.

Los llevaron con el carro
tirado por cuatro bueyes
lo acompañaron los hijos
que estaban acomodados
y todo muy arreglados
al fondo, en la carreta.

Ella estaba muy coqueta,
se le notaba la panza
del octavo hijo que llega
cuando sea primavera

Él se puso el pañuelo
en el cuello, colorado
como muestra de machismo
y mostrar que era muy gaucho

Cuando entraron en la iglesia
el pueblo los esperaba
todos querían ver
este raro casamiento
del Leopoldo y la Francisca
porque todos se preguntan
que raro éste curita
que los casa por iglesia
después de tener los hijos
que llevan en la carreta.

No se estila en ese pueblo
en época de virginidad
casarse como Dios manda
con un cura y por Iglesia.

Después de tanto “pecado”
en el rancho y tantos hijos
“ya no se puede creer”
chismosean los más viejos
las jóvenes aprovechan,
para ponerlos de ejemplo.

De algo sirvió en el pueblo
este raro casamiento
de la Francisca y el Leopoldo.
Que se casaron ayer
en la iglesia de este pueblo.

-Buenos Aires-

7 comentarios:

Estrella del mar dijo...

! Qué nezcla rara de historias y versos!

me gustó leerlo
abrazos

Sonia Cautiva dijo...

Hola María Rosa. No por haberlo leído antes dejó menor fotografía en mi retina, este casamiento pueblerino.
Muy lindo, muchas gracias por el deleite. Un abracito

Sonia

Anónimo dijo...

Querida Norma agradezco mucho poder ver mi poema publicado en tu blog!!
Un abrazo
María Rosa Leoni

Carretadeletras dijo...

Hola preciosa. Felicidades, sé cuanto significa para tí ésta publicación que me parece muy hermoso. Sigue cosechando triunfos. Atte Carretadeletras.

Juan Carrizo dijo...

Tus intentos por la originalidad son evidentes M.Rosa,es de imaginar el revuelo que causaría un casamiento de esa índole en el día de hoy en un pueblo como el que describes,en realidad Dios no condena este hecho,lo que si condena es el divorcio a menos que este sea por adulterio (gracias por compartir tu obra)

Elena dijo...

Hermoso poema has escrito María Rosa. Es conmovedor el sentimiento que relatas, la claridad descriptiva de lugar, la gente y las costumbres.
Gracias por compartirlo. Felicitaciones por plasmar en tu poesía la ternura del Leopoldo y la Francisca. Me ha encantado.
Elena.

Maria Rosa dijo...

Gracias a todos los que han leido mis letras
un abrazo
María Rosa