miércoles, 2 de diciembre de 2009

LAURA BEATRIZ CHIESA


RESPUESTAS ATÁVICAS

.............................Repeticiones que aseguran la vida y
.............................atraviesan los siglos, sin desmayos.
.....................................................Laura Beatriz Chiesa


Un asombro de abejas libadoras
zumba las directrices de las flores,
y empalaga corolas por angostas
con sables que penetran sus sabores.
Bailan las rosas frágiles y finas
entre el aire oloroso de sus alas.
Gimen así los pétalos y estambres
con cada matinal vuelo de galas.
Mientras esto sucede las abejas,
leen allí la Biblia de los tiempos.
Acompañan el trabajo en las colmenas
soleados campos, mirlos andariegos,
que atestiguan la fe de los panales
sembrando la dulzura en los senderos.




-Buenos Aires-





13 comentarios:

Anónimo dijo...

una poesia como esta es mas asombrosa y exquisita que la miel

Anónimo dijo...

FELICIDADES NORMA Y LAURA:

NO COMENTO POR IRONIA SINO PORQUE ASI ES LA VIDA.

ES HERMOSO QUE A PESAR DE LA ESPINA
LA ROSA NO ES ORTIGA,
NI ESPADA DE TRABAJO
EL AGUIJON DE LA ABEJA.
NOS ENCANTAN LAS IMAGENES EN ACCION...CANTANDO CON LOS MIRLOS...

OCTAVIO Y ARACELY

Silvia Loustau dijo...

Frágiles son las palabras que entretejen las imégenes de este poema.
Laura, un abrazo, desde mi ciudad marina,



Silvia

Mercedes Sáenz dijo...

Es girar alrededor de una música de flores y de imágenes, es una sensación que aumenta los sentidos.
Toda la armonía de un ciclo de la naturaleza y la vista de lo humano sobre ella hhecha poesía, bella poesía. Un abrazo. Mercedes Sáenz

Anónimo dijo...

Querida Laura
que bella conjugación has hecho: Miel, baejas, y los enderaros de la fe. Otra obra impecable de su pluma. Felicitaciones, amiga. Marta Julia Ravizzi

graciela dijo...

bello poema, Laura, felicitaciones por esta nueva publicación.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Laura: me encantó, la leí varias veces y en cada una de ellas encontré distintos matices. Gracias por compartir tu publicación. Un beso, Adriana Rossi.

Anónimo dijo...

Laura, bellísimo poema, como todos los tuyos, con tan profundo contenido y mensaje. Besote, María Cristina Fervier.

Anónimo dijo...

Querida Laura, me encantó tu poesía, especialmente porque has incursionado en un territorio que amo profundamente. Te felicito. Un beso de Nilda Milone.

Songo dijo...

Poesía dulce, a la vez Himno inmemorial, tu pluma hace viajar al lector en el tiempo y le brinda solaz a la sensibilidad.-

Anónimo dijo...

Laura !!! un dulce, colorido y aromático poema!!!

Muy bueno Cariños Josefina

Anónimo dijo...

Felicitaciones por tu poema. Marta Prono.

Susana Lizzi dijo...

Desde un lugar constructivo (como el trabajo de las abejas) la metáfora deja lugar a la esperanza de que los seres humanos seamos de esos que siembran dulzura en los senderos. Un abrazote!