martes, 7 de abril de 2009

DIANA POBLET

O KM

Tal vez ya no hay versos

huyeron ante la magnitud del rayo
y la brisa fue pantera
o el destino una caja de cultrum

tal vez los poetas envasen suspiros
para vender en Plaza Francia
a precio de bagatelas

por no estafar pasados
ni apostar futuros
ahora que este día viene tan nuevo
tan sin huella
y la lágrima no recuerda
el sendero pardo del ojo.

-Buenos Aires-

9 comentarios:

Anónimo dijo...

DIANA, GRACIAS POR TUS POESÍAS, SIEMPRE ES UN DELEITE LEERLAS Y SERÁ HASTA PRONTITO, DONDE FESTEJAREMOS POR LA PALABRA ESCRITA
TE ABRAZA.
NORMY P.

Anónimo dijo...

Castigaremos a la lágrima olvidadiza y le daremos un premio a tu ojo porque, donde lo ponés, ponés la bala, la bala poética se entiende y, a pesar de tu estado de ánimo, ¡larga vida a los versos!
Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

diana poblet dijo...

Gracias Norma por la publicación y por tu tarea atrapadora de poesía.

Gracias JorgEstrellado por tu carisma y cariño, siempre se te recuerda con afecto por estos lares.

Un abrazo a compartir,
d.

Juan Carrizo dijo...

No es mi deseo contradecir su concepto señora, pero a mi parecer,mientras usted siga escribiendo la poesía existira y dejara huellas

diana poblet dijo...

Juan, siempre tu palabra dulce y entera corta el aire del otoño y se cuelga en mi pantalla.
Gracias por ello, con mi abrazo,
d.

Anónimo dijo...

Diana que hermoso trabajo de la palabra en los detalles de lo secreto en las cosas que parecían obvias
saludos pablo queralt

diana poblet dijo...

Pablo, ¿son obvias las cosas ó las disfrazamos de obvias?...
Me has dejado pensando que hay cosas que no decimos por obvias y tal vez deberíamos decirlas más a menudo.
Gracias por tu tiempo y lectura,
un abrazo,
d.

Liliana Varela dijo...

Esos dos últimos versos...están para robar para epigrafear...¡Ay Diana"! qué buena que sos ché :))
besos
Liliana

diana poblet dijo...

Gracias Lili porque siempre estás ahí, y cómo me encanta que estés ahí amiga,uno se siente que camina con alguien confiable.
Te abrazo desde este otoño incendiado.
d.