viernes, 6 de marzo de 2009

STELLA MARIS TABORO


ASÍ

Licor espumante,dulcemente silencioso
el sueño de la luna refrescada de rocío.
Gentil posó en tu frente el húmedo sudor
del atardecer del verano.
Cantan aún en mis oídos, las palabras
conjugabas en el verbo
de la mejor canción de tus labios.
Fui valle que alcanzó la flecha de tu semilla
y fuiste pájaro refugiado
en los flecos de mis alas.
Me embriagué
en el calor de tus brazos.
En callado asombro
sobre el puro candil de mis ojos
y en las guirnaldas de mis cabellos al viento
quedaron tus suspiros descansando.


Del libro: "Transparencias del alba"

-Santa Fe, Argentina-

4 comentarios:

Maria Rosa dijo...

BELLISIMO, COMO TODO LO TUYO, ESE INMENSO AMOR QUE REFLEJAN TUS PALABRAS, HABLAN DE LA TERNURA DE TU CORAZÓN.
UN ABRAZO AMIGA.
MARÍA ROSA

Conchi dijo...

Me pareció un bello poema de amor, Stella. Gracias por compartirlo.
Un abrazo.
Conchi

RAQUEL dijo...

Querida amiga, bellísimo, como todo lo que escribes.
Bello poema al amor, en cualquier lugar donde haya amor, también habrá bienestar y éxitos.

Un beso enorme y gracias por compartir tus ecritos.

Estrella del mar dijo...

Gracias, porque leyeron entregando parte de los minutos de vuestra vida y dejaron huellas en los comentarios.

abrazos

SMT