viernes, 6 de marzo de 2009

JUAN JOSÉ MESTRE

RETÓRICA

¿Acaso alguien duda del sol en su incesante deambular por los crepúsculos?
¿Es que el viento es sólo brisa o torbellino? No, no se titubea. En esa constante oscilación de las certezas se esconden los misterios de la hermética fatalidad del signo…

-Buenos Aires-

2 comentarios:

Juan Jose Mestre dijo...

Gracias Norma por tu generosidad y el honor de estar siempre en tu revista. Un abrazo. Juanjo

Juan Carrizo dijo...

En ésa constante oscilación de certezas .como la orbita precisa del sol,y los vórtices que se producen por las corrients de vientos encontrados,se descubre lo que para muchos es un misterio,las manos de un creador inteligente y algo mas que tu llamas (fatalidad del signo) gran poema Juan jose