lunes, 16 de febrero de 2009

CRISTINA PIZARRO


CAPRICHO

.................................A Francisco de Goya y Lucientes

Vuelve desde el infierno
la esperanza
dibujada por el vuelo del águila,
pájaro de Dios que busca el sol
y arroja a Eros y Tánatos
monedas arcaicas
con el valor de un mensajero celestial.

Vuelve desde el aire
la alegría
unida al muro con ángeles,
y relieves de gladiadores,
como si fuera un cofre
que guarda
caprichos del amor y de la muerte.


Del libro: "La voz viene de lejos".

2 comentarios:

Juan Carrizo dijo...

Jesus es la esperanza,el estuvo en el infierno (palabra griega que significa sepultura) y resucitó al tercer día a una vida espiritual,él es ahora el mensajero ideal para con Dios,y nuestro redentor (tu poema me sugiere éste argumento)

Fátima Borges dijo...

lindo poema, parabéns.