domingo, 7 de diciembre de 2008

ÁNGEL DARÍO OLIVA


EL POETA EN ARCADIA

Recordando
recorrías las mareas del pasado,
y el terruño solariego
martillaba como un eco en tus entrañas,
grabada a fuego la palabra,
insomnes las manos y sombría la frente
en el pálido quejido de la noche.

Eras el rapsoda, el demiurgo,
que arrancó lágrimas de tinta
al alfiler de las cascadas,
a las rocas y al seco corazón de lluvia
encarcelado en tibia cerradura
de nube y de crepúsculo…

Cuando partías la Muerte se detuvo
en ríos de relojes antiguos,
y lloró ese día en Arcadia
como un diluvio de símbolos y sombras,
arrugado el silencio en tus ojos,
astillas del rocío,
enfermos de vida… y caracol de sueño.

2 comentarios:

Juan Carrizo dijo...

Quién será ése poeta que vive en un pais imaginario (arcadia)y que es un recitador incomparable (rapsoda),debe ser muy importante para ti,y también para el dios del tiempo dicho poéticamente,que detuvo los relojes del tiempo...(es un poema construido totalmente de imágenes poéticas una dedicatiria que me deja la incognita para quién será) gracias por compartirlo )

Darío Oliva dijo...

Primero quiero agradecer a Norma la gentileza de publicar este poema en su página, y también el comentario de Juan Carrizo. A él le digo que este poema se lo dediqué al mayor poeta de San Luis: Antonio Esteban Agüero.

Si lo desean pueden leer más textos en estas páginas: http://arcadiavillamercedina.blogspot.com
http://elojoenlacornisa.blogspot.com


Saludos cordiales.

Darío Oliva