domingo, 2 de noviembre de 2008

STELLA MARIS TABORO


SIGUE EL AMOR FLUYENDO

Licor espumante,dulcemente silencioso
el sueño de la luna refrescada de rocío.
Gentil posó en tu frente el húmedo sudor
del atardecer del verano.
Cantan aun en mis oídos, las palabras
conjugabas en el verbo
de la mejor canción de tus labios.
Fui valle que alcanzó la flecha de tu semilla
y fuiste pájaro refugiado
en los flecos de mis alas.
Me embriagué
en el calor de tus brazos
en callado asombro
sobre el puro candil de mis ojos
y en las guirnaldas de mis cabellos al viento
quedaron tus suspiros descansando.

2 comentarios:

Analía dijo...

Bonito poema, querida Stella Maris, buenas imágenes, me gustó leerte.
Un cariño
Analía

Anónimo dijo...

Stella Maris. Un poema bello que palpita en sus letras.
Víctor H., Tissera