domingo, 9 de noviembre de 2008

CECILIA GLANZMANN


A ANTONIO MACHADO

Ah, Machado,
el recordado Antonio Machado castellano,
tuviste tus encinas y tus chopos
tu frescor del Duero
y las colinas de embrujo castellano
como yo
mis estrellas mesetarias.

Ni castellano tú
ni patagónica yo
y tan hijo de Castilla has sido y eres
como yo lo soy de mi sur costero americano.

Pero, ¿sabes?
el viejo río conoce de secretos
..........y me ha dicho
que es un espejo de lunas el arraigo.
Tus chopos y encinares
se me han vuelto mis mesetas cotidianas,
tus colinas... mis bardas
tu Duero... mi Chubut amado
........ y el Tercero* de mi Córdoba añorada,
y el aroma puro de las soledades castellanas
........este mismo de mi pampa y mi meseta.
Es un espejo de lunas el arraigo.


( del libro: “Ritual de las cigarras”)

* Río Tercero, hoy “Talamochita”, que cruza la ciudad de Bell Ville (Córdoba)


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermosa idea, hermosas imágenes.Se merecía Antonio Machado un poema así
Jorge Luis Estrella

Anónimo dijo...

Gracias, infinitamente gracias, mi querida Norma!!!!!!!!!!!!!!!!

Un abrazo inmenso. El acto de ayer en SADE estuvo emotivo y muy lindo. Luego te contaré. Abrazo de nuevo. Ceci

Analía dijo...

Siempre es un gusto leerte, querida Cecilia.
Un cariño
Analía