miércoles, 17 de septiembre de 2008

STELLA MARIS TABORO

ELLA

Hay veces que me siento
prisionera en oscuros laberintos
y en estrechas grietas
me escurro entre gritos.
Sediento mi ajado cuerpo
quiere abdicar en una torre hueca
cayendo en la profundidad
del foso que la ahorca.
Entonces aparece ella
y en un manto satinado se desliza,
ciñendo en sus manos flores frescas
arrancadas en la temprana alba.
Se vuelve agua para mi sedienta sensación
y destruye el ovillo de mi angustia.
Gira en halo intenso y despierta
un viento tranquilo en mi aposento.

del libro: "transparencias del alba"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimada NORMA:
muchas gracias!!!
UN FUERTE ABRAZO

Anónimo dijo...

COMO TODAS LAS MAÑANAS.... FELICITO A LA AUTORA Y AMIGA DE CHATEO.
UN ABRAZO DE NORMY

Analía dijo...

Muy buen poema, querida Stella. Me agrada ver cuánto has crecido, felicitaciones por tu constancia y tu perseverancia.
Un abrazo
Analía