sábado, 6 de septiembre de 2008

MARCELA PREDIERI


HAY QUE ENSUCIARSE LOS OJOS

"Es parte del entierro
estos brazos que por colgar pesan tanto"
Gustavo Tisocco
Hay que ensuciarse los ojos
y ver sus cuellos que se arquean
a besar la muerte

Hay que mirarlos
como árboles amarrados a sus huérfanos
entre el polvo y las barajas

A ellos
........de hembra alguna
que tienen precio de orgía
......y abrasan en el agua
............ las huellas del deseo que saben mutilar
que sólo conocen la lengua de su espejo

A ellos que no pueden evitar
ser soga de mendiga colgada a sus monedas
pan en la boca de un tigre
nudillos al borde de no importa qué
...........................................plegaria manoseada

Hay que saber desnudarles el pellejo
sepultar sus rodillas
masticarlos como a hostias
desgastarlos como a un centavo ciego
y dejarlos por fin inmóviles de tiempo
para ver lo que esconde la sepultura de sus cejas

para descubrir que lloran como cualquier mortal
y que como a cualquier mortal
.....................la madre los traiciona

Y serán tan bellos cuando lloren
cuando los veamos morder
.............................con oficio de Dios
ese miedo de pájaro a subirse a los ojos de los gatos
mientras yo los araño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

MARCELA: ME GUSTÓ LEERTE!!!
fELITACIONES.
NORMA

Gustavo Tisocco dijo...

Un poema con la luz de Marcela Predieri, un honor que esté como acápite algo mío, un honor.
Un abrazo Gus.

Gabriela Bruch dijo...

qué final marcela , impresionante ...y el comienzo con el sr tisocco, un lujo leerte

abrazos

Analía dijo...

Mi querida Norma: hago pública mi disculpa por no mencionar a tus Papirolas en mi revista literaria, porque justito a los pocos días de incluir vos este poema bello de Marcela, yo también la publiqué en "con voz propia".
Ninguna excusa ni justificación, perdoname por favor, si?
Gracias querida Norma, por tu tarea de difusión, por tu constancia y esfuerzo.
Un abrazo y todo mi cariño.
Analía