jueves, 7 de febrero de 2008

GERARDO DE BRASI



UN TRUENO

Una vela en la oscuridad
la última esperanza de hoy;
el viento trae olor a humedad
y juega con la llama queriéndola apagar.

Suelen ser tristes las despedidas
más con el dulce sabor, aún fresco, de sus labios
se fue en silencio haciendo ruido
un trueno sin relámpago.

Quiso fingir entereza, nunca sirvió para el engaño
fue descubierto con su inútil discurso
señalado y acusado se quebró en un llanto
los apuntadores no secaron sus lágrimas.

Su tristeza pudo más que el viento
y entonces si fue todo oscuridad
la ventana cerrada trajo silencio
y el sueño algo de paz.

El despertar no fue agradable
pero al menos se despertó, pensó
también pensó en no recordarla
luego intento volver a dormir.


1 comentario:

...mechi* dijo...

Excelente!!!

No sos fanatica de la poesía pero sus poemas son tan faciles de entender para mí... felicitaciones!!!